martes, 26 de agosto de 2008

Ella pudo ser campeona del mundo


Indiferencia. “El Ministerio de Educación no cuenta con presupuesto necesario para el requerimiento”, respondieron cortantes. (Fotos: Franz Krajnik)
Talentosa ajedrecista de siete años también estaba clasificada al Mundial Escolar de Singapur, pero no pudo viajar por falta de recursos económicos.
Michel Dancourt


Indiferencia. “El Ministerio de Educación no cuenta con presupuesto necesario para el requerimiento”, respondieron cortantes. (Fotos: Franz Krajnik)


Tiene siete años. Como a Puka, le gusta Garu y, cuando duerme con su pijama de princesas, un osito de felpa le rasca la nariz. En su casa aún sin terminar, casi en la frontera entre El Agustino y Santa Anita, Mitzy Mishell Caballero Quijano cada tarde, después de regresar del ‘cole’ Alfonso Ugarte, le dedica varias horas al ajedrez. Ahí, con sus profesores, metida en la galaxia infinita de las 64 casillas es feliz. "Mi papi jugaba con mi tío, yo siempre los veía. Le pedí que me enseñara a mover las fichas, a jugar. Después empecé a ganarles a mis amigos en el colegio y me gustó eso", dice esbozando una sonrisa tímida y mirando de reojo a su mamá Maribel, que está a su lado.
Ella es una auténtica campeona. Una ajedrecista precoz y audaz sentada frente al tablero. Cuando tenía 6 años, le ganaba a chicas de 7. Ahora que tiene 7, le gana a jugadoras de 8, de 9 incluso.
Todo el país aplaudió con inocultable orgullo el logro conseguido por los hermanos Jorge y Deysi Cori, que en las categorías Sub 13 y Sub 15, respectivamente, lograron el título mundial en el Campeonato de Ajedrez Escolar Singapur 2008. Lamentablemente, el deporte peruano siempre tiene una historia detrás de la historia. Lo que nadie ha dicho, lo que no se sabe, es que Mitzy, tras haber ganado el Torneo Selectivo Nacional Juvenil categoría Sub 08 damas y haber obtenido el primer puesto también en el Campeonato Continental de Ajedrez Escolar Sub 07 femenino en Cartagena de Indias, logró por mérito propio clasificar al mundial donde los Cori hicieron sonar fuerte el nombre del Perú. El presidente de la Federación Peruana de Ajedrez, Milton Iturry Quiñónez, le entregó la certificación del caso, pero el apoyo económico no llegó. La niña, que ya conoce de la vida del notable ajedrecista cubano José Raúl Capablanca, se quedó sin viajar a Singapur. Sus pergaminos –logró además el título en el I Torneo de Talentos 2008 y fue tercera en el Panamericano de Ajedrez Sub 08, una categoría mayor, en julio de este año, en Córdova– nos hacen pensar que por falta de plata, cuándo no, el país se perdió de tener otra campeona mundial.
"El señor Iturry nos comentó que era muy chica, que mejor no viajara. Que después es un problema para el gobierno si traen reconocimientos por los premios y esas cosas. Nosotros les tocamos la puerta al Ministerio de Educación y al Ministerio de la Producción, también a la Presidencia del Consejo de Ministros. En los dos primeros casos nos dijeron que no tenían presupuesto. De la PCM ni nos contestaron", cuenta su madre Maribel Quijano y nos muestra los oficios en los que, efectivamente, le dicen que no hay dinero.
Mitzy Mishell Caballero Quijano vuelve a mirar a su mami y no pierde su tímida sonrisa. Ya no dice nada. Tal vez prefiere seguir pensando en Garu para olvidar la pena de saber que se quedó sin viajar a Singapur.
Hagamos que vaya a Vietnam
Pudo ser la campeona mundial de ajedrez más joven del Perú. Pudo ser. Su madre cuenta que a otros ajedrecistas jóvenes una institución educativa los apoya con la condición que digan que se formaron ahí en el deporte ciencia. "Eso no nos parece, tenemos que ser agradecidos a los profesores que en casa, y también en la Federación, ayudaron a Mitzy", dice la señora Maribel Quijano, que agradece el respaldo del colegio Alfonso Ugarte y también de la Municipalidad de Santa Anita, que les donó 2,000 dólares.
"Ella está clasificada para el Campeonato Mundial de Vietnam, pero nos faltan 5,000 dólares para cubrir el presupuesto de su participación y solo tenemos opción de inscribirla hasta el 30 de agosto", detalla su madre. Hay dos teléfonos donde se puede contactar con ella o con el papá, César Caballero, para poder apoyar y hacer realidad el viaje de Mitzy (362-0323 y 997-251558). Tal vez, antes del día de Santa Rosa de Lima, el sueño de esta talentosa ajedrecista se pueda hacer realidad.

2 comentarios:

Hugo dijo...

Es verdad. Mitzy Caballero pudo ser campeona mundial sub 7. Es una lástima que no haya podido conseguir los recursos económicos para ir a Singapur.

Luis Enrique Hilario Esteban dijo...

Un pequeña campeona que necesita el apoyo de todos, grande mitzy